Páginas

Buscar en el blog

jueves, 10 de junio de 2010

Le Relais Du Marrakech


Eran la 1 y 12 minutos de la mañana. Dormía plácidamente hasta que un sudor frío, mas bien un escalofrío, me recorrió todo el cuerpo. Me desperté. Estaba solo, o al menos eso parecía. Todo en calma. Había llegado a Marrakech tras 14 horas de viaje y había encontrado el jodido camping que Enri me recomendó tras 3 horas buscandolo.

(SI, 3 ASQUEROSAS LARGAS HORAS, ME CONONOZCO EN COCHE YA MARRAKECH COMO LA PALMA DE LA MANO)

Fue el viaje de ida bastante duro, y más si encima tomas involuntariamente el camino más largo. En principio la cosa era fácil. Salir de Melilla, tirar para Nador y luego dirección Fez. Pan comido sino fuera porque a Fez se puede ir de muchas maneras....y al igual que me pasa siempre acabo eligiendo el camino mas tortuoso.Imaginaros el camino ese feo por donde no quiere tirar el caballo de la bella y la bestia, pues por ese tiré.

RUTA INICIAL: MELILLA-NADOR-GUERCIF-TAZA-FES-IFRANE-AZROU-BENI-MELLAL-MARRAKESH.

Pues bueno, nada más empezar la lío parda y me meto en dirección Alhucemas, por la antigua carretera....Bueno no pasa nada pensé....mientras vaya para la izquierda y para abajo como pone el mapa vamos avanzando.
Bastante kilometrillos mas adelante ya estaban los cartelitos que indicaban la dirección a Taza.
Me dije: Javi, vas por buen camino

(¡¡¡LOS COJONES JAVI!!! LOS COJONES VAS POR BUEN CAMINO. YA SE POR QUÉ EN EL MAPITA LA CARRETERA SALIA EN COLOR AMARILLO. LA DE MONTAÑITAS QUE SUBI Y BAJE HASTA LLEGAR A TAZA, UNA DE CURVAS....UNA DE PRECIPICIOS...Y PARA COLMO, YA ERA DE NOCHE, NO PUDE NI ADMIRAR EL PAISAJE.)

El caso es que llegué sano y salvo a Taza, de hecho pase por la misma cafetería donde paramos Lucia & company en el último viaje a Fez. Me acordé mucho de vosotros.

Seguí mi camino y ya cerca de Fes miré el mapita denuevo, (ESE QUE ME PASO POR EL FORRO DE LOS COJONES) y me prometí evitar cualquier carreterita amarillita, pero vi una amarilla y roja muy gorda, tenía que ser la autovia y no me la podía perder.
Asi que me dije: Javi, tira por ahí que irás por buen camino.

(¡¡¡LOS COJONES JAVI!!! LOS COJONES VAS POR BUEN CAMINO.SI LECHES, EL CAMINO ERA BUENO, PERO ACABÉ PASANDO POR RABAT Y CASABLANCA ANTES DE LLEGAR A MARRAKESH. SE VA RAPIDO PERO ES MUY MUY ABURRIDO Y CASI ME ESTAMPO UN PAR DE VECES CON EL SUEÑO).

Por fin llegué a la ciudad imperial, tocaba buscar el camping "Le Relais Du Marrakesh, jeje, que gracia de nombre.... ¿Relais viene de Relax no Enri?
Mientras daba 500 vueltas con el coche fueron necesarias un par de fantas de limón bien fresquitas para comprar a los "incorruptos policías marroquies". (CUALQUIER COSA FRIA Y LA EXCUSA DE ESTAR PERDIDO TE LIBRA DE LOS 400DH, ME SALTÉ 2 SEMAFOROS EN ROJO DISTRAIDO BUSCANDO EL CAMPING)

Al llegar al lugar, que ni mucho menos era fácil de encontrar, ni estaba pegadito a la carreterita de Casablanca, me atendió una chica francesa muy simpática que no paraba de ponerme ojitos. No tenia ni zorra idea de castellano ni yo de francés pero nos entendimos. Primero me enseñó una especie de tienda nómada, muy bonita, pero el servicio era compartido con varias tiendas y yo necesito cierta intimidad para hacer aguas mayores, no me valen ni agujeros en el suelo ni inventos raros.
Desechada esa opción me enseñó una Kasbah, la cosa estaba bastante mejor. Electricidad, taza del "water" para mi solito y una cama de matrimonio. ¿Que más podía pedir?

Aparqué mi flamante Nissan Patrol del 89, que todo hay que decirlo, me ha llevado hasta Marrakech el solito sin rechistar, y ya metí todas mis porquerias en la kasbash
Fue ver esa cama de matrimonio y solo pensé en una cosa, probarla. En principio solo tenía la idea de estar tumbado unos minutos, pero me quedé dormido hasta que horas mas tarde me desperté. Concretamente a la 1:12.


Ahí es donde ese escalofrío aterrador me invadió y que ahora, incluso a excasos minutos de haberme levantado continua.

Me desperecé levemente y agudicé el oído. Empece a percibir un sonido que lo tengo grabado a fuego y sangre en el cerebro. Un sonido que la muy malvada de mi madre hizo que para mi fuera el más desagradable del mundo. Sin duda, no estaba solo, había intrusos. Nada más llegar a esta conclusión sentí un cosquilleo en la nuca. Salté de la cama y me pegué tal colleja que hasta me crujió el cuello. Aún, medio dormido fui al baño, me miré al espejo y todo cobró sentido. Lo que había crujido no era mi cuello, era una cucaracha de proporciones bíblicas espachurrada. Me quité histérico a manotazos los restos y acto seguido vomité alli mismo. (NO SE QUE OS PARECERÁ A VOSOTROS PERO CREO QUE ES UNA REACCION BASTANTE NORMAL).


Tras dejarme medio estómago en el plato de la ducha, volví a ponerme alerta y me dije:
Javi, la has cagado, ya no duermes ni drogrado.


Efectivamente, no volví a dormir esa noche. De hecho tuve que aniquilar a 2 intrusas mas que pretendÍan profanar mi kasbah. Me quedé vigilante.


4 comentarios:

  1. Jajajajaja. ¡Qué buena compañía te hubiese hecho la pobre cuqui cuando conducías por la autovía... Te hubieses evitado la preocupación por si te dormías o no. Ya sabes, para la vuelta resérvate una antes de matarla, y ya verás que al menos conversación no, pero te vitará mayores distracciones el volante.
    Una de las mejores crónicas de viaje que he leído, por cierto. ¡Me ha encantado! Ánimo machote, que Marraqués merece mucho, pero mucho mucho la pena.
    JuanPa

    ResponderEliminar
  2. Estooo es de locos!!
    madremia tioo que visitante mas encantador!!
    me ha encantadooo! sigue contando!

    ResponderEliminar
  3. Dios Santo, llevo cinco minutos en mi cama llorando de la risa jajajajajaja. Tremendo lo de las cucarachas, increíble lo que me he jartaó de reir en serio.

    Ah, soy Alex, el que se sabe los nombres de los líderes políticos de Melilla jajaja.

    A cuidarse!!

    ResponderEliminar
  4. jajajajajjaa madre del cordero...
    yo no sé qué hubiera hecho, estaba acostumbrada a verlas en mi antigua clase, pero no en mi cabeza
    ay! jajajajaja
    ;)

    ResponderEliminar