Páginas

Buscar en el blog

sábado, 29 de octubre de 2011

La nevera de "The Walking Dead"

Estos días estoy muy perdido con tantas series. Bueno va...Siempre estoy muy perdido con la pequeña pantalla (la del ordenador, en la televisión es imposible ver nada con tanto Telercirco y el maltrato generalizado en la parrilla de las producciones extranjeras). El caso es que no hay nada como ver dos veces un mismo episodio para caer en aquello que en un primer visionado no destaca.

Antes de decir nada más recomiendo fervientemente The Walking Dead de la cadena AMC (Breaking Bad, Mad Men...). Ya tiene confirmada una tercera temporada (acaba de estrenarse la segunda), y es que, tras los primeros 6 episodios parece que nos quedamos todos con hambre de carne humana. No lo digo yo, lo dice La Sexta que batió el record de audiencia de la cadena con más de 3 millones de espectadores viendo a los primos hermanos de Resident Evil. De momento la nueva temporada se está emitiendo en España en el canal de pago FOX, pero si quieres verla ya, hay otros métodos.

La serie está bastante lograda. El maquillaje es uno de los puntos fuertes. Discutía con una amiga ayer sobre la conveniencia de los primeros planos para evitar que 'cantaran' los zombies. Lo cierto es que no desafinan y muestra de ello son los numerosos  planos cortos que tiraron de estos simpatizantes del dandismo. Todos salen muy guapos y elegantes. Puedes pinchar en la foto para verla en todo su esplendor.

Pero no es oro todo lo que reluce. 

En The Walking Dead meten también la gamba.  En el primer capítulo de esta segunda temporada puedes ver un maravilloso fallo de raccord  entre  el minuto 52 y 53, en la conversación que mantienen Shane y Andrea. Fíjate en la posición del fusil. Primero bajo el brazo derecho y en el siguiente plano....Zasss! DESAPARECE!

Desgraciadamente no es el único fallo que he visto en el estreno. Otro más gordo que seguro queda ilustrado con esta conversación ficticia en el rodaje de la serie:

-Director: ¡Joder!...¡¡¡Producción!!! Necesitamos un botellín de agua para esta secuencia ¿Dónde coño está? Lo quiero ya!
-Producción: Sí Sr. Director, el becario ya está en ello.

A los pocos segundos llega Armando, el becario que trabaja 15 horas seguidas sin cobrar (Esto podría pasar en una una serie española, o en un medio de comunicación en España).

-Armando: Aquí traigo el agua, bien fresquita. (El becario piensa que el agua es para la actriz y, como está a su servicio, decidió que de la nevera sería mejor).
-Director: ¡¡¡¡Acción!!!!

Y ahí lo tenemos. En un mundo post-apocalíptico lleno de zombies que quieren devorarte, tú tienes agua fresca de la nevera. En la foto la botella sudorosa debido a la condensación del aire. Malditos becarios...



3 comentarios:

  1. Alminar
    Muy interesanre recomendación. He dejado horas d emi vida liquidando zombies en todas las versiones, salvo la 1ª, de Resident Evil y caminando por las desiertas calles de Silent Hill.

    ResponderEliminar
  2. Yo me lo he pasado pipa en las recreativas jugando al House of the Dead 2 ¡Puro vicio!

    ResponderEliminar
  3. impresionante javi...eres divertidísimo escribiendo.

    ResponderEliminar