Páginas

Buscar en el blog

martes, 18 de octubre de 2011

Tortura testicular. La nueva Cuna de Judas


Indignadísimo pedaleando
Estaba equivocado. El movimiento del "Ejercito Quincemayista del bien" (leído en una pintada en la plaza del Teatro Cervantes de Málaga) tiene mucho que ver con esa Iglesia medieval que antaño usaba rudimentarios e ingeniosos métodos de tortura, normalmente,  para hacer cantar a los infieles en el tribunal de la Inquisición.

Hoy en día no hace falta Iglesia que torture. Los propios ciudadanos deciden en señal de protesta hacerse pupa. Unidos por un cambio social, algunos gritaban este sábado en Granada "El pueblo, unido, jamás será vencido", votando y festejando la masiva acogida de este 15M regenerado y otros preferían el dolor. La Cuna de Judas reinventada. 

Realmente hay que estar indignado para reventar tus testículos contra el sillín de un monociclo. El aquí presente en cuerpo y alma, sobre todo en cuerpo, recorrió de esa guisa toda la manifestación bajo la mirada perpleja del resto de manifestantes. Su miembro viril fue inmortalizado por decenas de objetivos. Fue la atracción del momento. Con el lema "Estoy hasta la....De que me den por el..." conquistó mi corazón. Ahí es nada.

El nudismo como forma de protesta no es algo nuevo pero sigue impactando a  mucha gente. Hoy en día el hecho de pasearse sin ropa por la calle no es un delito (más o menos). La legislación incide principalmente en la intención de la persona en cueros y no en el hecho de ir en 'pelotingas' por ahí. El delito de escándalo público se suprimió en España en 1988 por el delito de exhibicionismo y provocación sexual. El Código Penal lo recoge en los artículos 185 y 186:



El que ejecutare o hiciere ejecutar a otra persona actos de exhibición obscena ante menores de edad o incapaces, será 
castigado con la pena de prisión de seis meses a un año o multa de 12 a 24 meses.

El que, por cualquier medio directo, vendiere, difundiere o exhibiere material pornográfico entre menores de edad o 
incapaces, será castigado con la pena de prisión de seis meses a un año o multa de 12 a 24 meses

La primera pregunta está clara ¿Había menores en la manifestación? Sí. En teoría la Policía podía haberlo detenido aunque su conducta no fuera lasciva y estuviera ausente de provocación sexual ¡Vaya! Es curioso el tema. Observo una paradoja de proporciones tan titánicas que la del continuo espacio tiempo de Regreso al Futuro se queda en una tontería. Que me corrijan los entendidos en la materia pero realizar un acto de exhibición ante un menor es siempre delito, pero tener con él una acción sexual más íntima, sexo completo por ejemplo, no es delito si el menor consiente y es mayor de 13 años. No entiendo nada. En resumen ¿Qué os parece la conducta de este indignado?





No hay comentarios:

Publicar un comentario