Páginas

Buscar en el blog

lunes, 28 de noviembre de 2011

¡Mamá!, quiero ser eurodiputado

Parlamento Europeo, un cachondeo.
Hace poco he leído un interesante libro del periodista Daniel Montero, se titula: La Casta, el increíble chollo de ser político en España. El escrito provoca que se te revuelvan las tripas al repasar el choriceo generalizado de nuestros gobernantes. El texto llega a unos extremos que se repite como cuando bebes un gazpacho de malas maneras. No es una lectura recomendada para estos tiempos de crisis; podría producir un estado de enajenación mental transitoria, al paupérrimo, desesperado y cuerdo lector. El resultado podría ser una visita, rifle en mano, a la casa  de su político más  cercano.

El caso es que, ayer repasando la prensa local, tomé conciencia de un rumor que parece estar en boca de todo el mundo, la posible incorporación de la diputada local del PP, Sofía Acedo, al Parlamento Europeo. En la noticia publicada por El Faro, Acedo no confirma ni desmiente el rumor, aunque dice que sería una gran oportunidad para Melilla "y también para mí" ¡Nos ha jodido! (con perdón), ¡ya te digo que es una gran oportunidad!, pero no sólo para ella, también para sus conocidos y amiguetes con casi toda probabilidad. Me explico:

Hace algunos días comentaba lo bien que se vive en el Senado español. Olvídalo, ser senador es de pobres, casi de indigentes. La élite está en Europa. El Parlamento Europeo viene siendo como el Senado pero con unas proporciones bíblicas. Allí se sientan los orondos culos de 754 diputados; con unos cuartos traseros bien gordos, no por el exceso de peso de sus señorías, sino por el efecto de sus bolsillos a reventar de pasta. 

Sofía Acedo, si finalmente logra un sillón en la Cámara Europea, flipará en colorines. Mientras Melilla ostenta el 'honor' de ser la sexta región de Europa con más paro y primera con más mujeres desempleadas, la joven pupila popular cobraría entorno a los 8.000 euros mensuales. 

¿Qué? Joder, no puedes estar hablando en serio, me tomas el pelo Javi.

La eurodiputada Eider Gardizabal, en el momento de 
fichar y, 26 minutos después, en el aeropuerto.
No te tomo el pelo vocecita de mi interior que hace preguntas retóricas absurdas. Los casi 8.000 euros los cobra todo eurodiputado además de 4.300 euros en concepto de dietas por asistencia a reuniones oficiales, otros 4.200 euros anuales para otros gastos de viaje varios y luego el premio gordo: entorno a  18.000 euros mensuales para contratar asesores que te ayuden en tu labor parlamentaria, vocecita mía; actividades como atender la correspondencia, responder posibles preguntas de los votantes, reservar tus vuelos a Bruselas y toda clase de historias varias. ¡Ah!, y se me olvidaban los 300 euros de dieta por cada sesión en la Cámara. En este año tenían previstas en el calendario 134 reuniones, así que son 40.200 euros más a la saca. Por cierto, a algunos listillos los han pillado fichando un viernes para cobrar y poniendo pies en polvorosa para España.

Me dejas anonadada Javi. Ya por curiosidad ¿Quién contrata a los asesores con esos 18.000 euros?

Vocecita, vocecita, me alegra que me hagas esa pregunta. No sé porqué, pero tengo la respuesta a todas tus preguntas. En el Partido Popular lo habitual es que sean los propios eurodiputados los que elijan a sus ayundantes, ya sabes, para sentirse arropaditos allí tan lejos con el frío. Hasta hace poco lo normal era contratar a dedo a familiares; esposas, maridos, hijos, sobrinos...la lista es larga, busca un poco y lo verás. La historia era un desmadre, se subieron a la parra hasta que en 2009 salió el llamado Informe Galvín donde se daba cuenta de todas estas guarradas. No ha servido de mucho, ahora los parientes se han sustituido por gente cercana al partido. En palabras de Daniel Montero "Ahora son hijos, sobrinos, nietos o conocidos de los históricos del PP y del PSOE los que hacen de escuderos de la Casta en Europa. El Parlamento Europeo ha pasado de cementerio de elefantes a campo de en- trenamiento. Las oficinas del hemiciclo son ahora un lugar donde los herederos del trono electoral forjan contactos y curten sus espuelas."

Tenías razón Javi, se me está repitiendo el gazpacho.

Ya lo dije antes vocecita, el colapso intestinal es inevitable. Por cierto, me retracto, ya no quiero ser senador, son todos unos muertos de hambre, ahora quiero ser eurodiputado.

5 comentarios:

  1. Los melillenses deberían de hacerse una pregunta.
    ¿Está preparada Sofia Acedo para ese puesto?
    ¿Ha trabajado en algo Sofia Acedo que no sea por enchufe?
    ¿Realmente representa a alguien dentro del PP de Melilla?
    ¿Es la nueva Esther Donoso, es decir la nueva acompañante..?

    Por lo que se escucha en las cafeterias....esta srta, no está muy bien considerada dentro del PP, pero parece que la pelota lo sabe hacer muy bien....

    ResponderEliminar
  2. Ya te respondo yo a la pregunta: NO xD

    ResponderEliminar
  3. ¡¡ que se lo pregunten a quien la puso en la lista del PP !!

    ResponderEliminar
  4. "la joven pupila popular cobraría entorno a los 8.000 euros mensuales. ".... esto es mejor que el sorteo de nescafé...

    ResponderEliminar
  5. Pacho Pérez Suárez4 de noviembre de 2013, 16:48

    Bueno, pues tal como está el mundo, están las cosas, o está el país particularmente, no veo mal que los cobre... De verdad, eh... Si puede pues que aproveche... ¿Acaso tú no los cobrarías sí pudieses? Osea que un poco de sinceridad, señores y menos chaqueta de pana para parecer progre, ji ji ji...

    ResponderEliminar