Páginas

Buscar en el blog

martes, 6 de diciembre de 2011

¿Menores o inmigrantes?

Quino, creador de Mafalda, dibuja a petición de Unicef a
su personaje reivindicando los Derechos del Niño.
Un día más nos levantamos con una nueva noticia sobre inmigración en Melilla. Nuevas llegadas de inmigrantes, rotura de la valla fronteriza o saturación en los centros de acogida suele ser la tónica habitual en estos asuntos.

Hoy toca el de la saturación, pero no la del CETI que ya la vimos este pasado verano, sino la del centro de acogida de menores de 'La Purísima'. Con capacidad para 120 personas alberga en la actualidad a 182, muchas de ellas viviendo en las zonas comunes por falta de espacio

Aprovechando la noticia os cuelgo una entrevista, vía email, que tuve con José Palazón hace algunos días sobre la situación de estos menores. Una pena no haber podido hacerla en persona para profundizar en los temas, otra vez será.

Estudió empresariales y es profesor con una inmensa vocación. Quizás una de las labores más importantes que realiza es la de proteger los derechos de los más indefensos, los niños. Él es José Palazón, fundador de la Asociación Pro Derechos de la Infancia (PRODEIN). Parte de su trabajo al mando de la ONG consiste en defender y apoyar a menores indocumentados que llegan a Melilla, la mayoría, de Marruecos.


PRODEIN lleva más de 10 años luchando contra  la injusticia social. Usted es la cabeza visible ¿Cuántas personas componen la ONG?
Formalmente tenemos a 82 personas dadas de alta en la asociación, realmente activas son de 15 a 20. Además, tenemos muchos “simpatizantes” que son los que más activos están continuamente.

Existen varias formas de denominar a los menores que llegan desde Marruecos en situación irregular (MENA, MINA, MEINA, MMNA) ¿Cuál cree que es la mejor forma de referirse a ellos? 
Todas ellas son etiquetas que se les han colocado para distinguirlos de los demás menores que se encuentran en una situación de desamparo similar. Tras colgarles la etiqueta reciben un trato distinto, incluso en muchos lugares se les considera extranjeros antes que niños. 


Lleva muchos años en contacto con estos chicos ¿Cuál es el perfil más habitual? 
Ha cambiado mucho a lo largo de estos años. Al principio los menores que accedían a Melilla eran en su mayoría niños de la calle, niños que buscaban sobrevivir en un ambiente  más “amable”. Hoy, en un porcentaje alto, son niños que mantienen alguna relación con la familia, en muchos casos lo que buscan es ayudar a la familia a sobrevivir. No es que no haya niños de la calle que nos lleguen, sencillamente hay una selección y no son admitidos, son rechazados sistemáticamente al ser considerados conflictivos y sin remedio. Realmente, estos niños son los que más ayuda necesitan.

¿Cuál es el procedimiento que siguen las autoridades cuando aparece alguno de ellos en Melilla?
Hay todo un protocolo, muy rígido y no muy acorde con la legislación actual. Los menores deben presentarse en la Policía Local para ser ingresados en un centro de acogida. Naturalmente, los menores tienen pánico de la policía y, por otro lado, la policía sigue con frecuencia los dictados de los responsables políticos locales que con mucha frecuencia tampoco se ajustan a la legalidad vigente.

¿Qué derechos tienen al pisar  territorio español según la Ley Orgánica de protección a la infancia? ¿Se cumplen en Melilla?
Tienen los mismos derechos que cualquier niño, ¡son niños! y nada más. Con respecto a la segunda cuestión, nuestro presidente cuando se refiere a ellos aclara suficientemente la pregunta: “Son inmigrantes, marroquíes, niños”

La determinación de la edad de los chicos suele ser complicada ¿Qué fiabilidad tienen los actuales métodos científicos para definirla?
Suele haber un margen de error de dos años arriba o abajo respecto a la edad real. Recientemente el Defensor del Pueblo Español ha publicado un informe muy preocupante sobre el asunto.

¿Qué ocurre con ellos una vez que alcanzan la mayoría de edad?
Puede ocurrir cualquier cosa. El objetivo de la administración es quitárselos de encima utilizando cualquier método para ello. Hay organizaciones públicas y privadas, entre las que estamos nosotros, que luchan para que eso no sea así, para que tengan un tránsito tranquilo a la mayoría de edad.

Uno de los principales problemas de estos menores es su escolarización ¿Qué ocurre exactamente respecto a este tema? ¿Podría relatar alguno de los casos más llamativos?
Creo que su principal problema es el maltrato físico y psicológico que sufren en los centros de acogida, la falta de expectativas. Lo más llamativo es que cada día se suban a los barcos que zarpan hacia la Península varios niños de los residentes en el centro La Purísima. También es llamativo que los niños que están en la calle se nieguen con frecuencia a entrar en el centro por miedo a ciertas personas y por falta de credibilidad en el sistema de acogida.


PRODEIN ha trasladado varios escritos al Defensor del Pueblo denunciando estas situaciones irregulares ¿Han servido para cambiar la situación?
Evidentemente. También hay una gran labor diaria para que el sistema no vaya a peor, que no involucione.

La respuesta institucional es en un primer momento la repatriación. Cuando ésta no es posible por cuestiones legales o de otro tipo los menores son internados en centros de acogida. En Melilla, ¿cree que el centro de acogida de “La Purísima” cumple con los requisitos necesarios para el menor?
No lo creo en absoluto, no cumple con los requisitos adecuados para el menor.

En numerosas ocasiones ha denunciado que los chicos sufren agresiones en el centro de acogida para que no estén cómodos y evitar así el denominado “efecto llamada” ¿Cómo pueden demostrarse esos malos tratos?
Denunciando cada caso.

Las instituciones locales y nacionales intentan desacreditarle cada vez que levanta la voz para protestar. Los medios de comunicación tampoco le apoyan mucho ¿Con qué medios cuenta para que su mensaje cale? 
Con el convencimiento de que las cosas pueden cambiar.



2 comentarios:

  1. Nunca he comprendido lo de los menores... como pueden entrar en la ciudad sin padres y sin papeles... es normal que alguno se cuele en el maletero... pero... 182 ? ? ? es la frontera un cachondeo ? ? no se piden papeles a los menores ? ? ?

    En cuanto el delegado del gobierno sea del mismo color que el gobierno central la culpa será de Marruecos... porque ahora es del Gobierno Central...

    ResponderEliminar
  2. Yo tampoco lo entiendo. El caso es que una vez aquí hay que tratarlos como niños con todo lo que ello conlleva.

    ResponderEliminar