Páginas

Buscar en el blog

sábado, 10 de marzo de 2012

La Ley de Extranjería. Melilla, año 1985



Ayer mismo, vía Facebook, me enviaron un documental de TV3 sobre el proceso de regularización de muchos ciudadanos bereberes de Melilla que, debido a una nueva legislación de la época, pasaban a ser extranjeros aunque llevaran residiendo en la ciudad española durante años y contaran con un arraigo importante en la zona.

En 1985, el Gobierno español aprobó la  Ley Orgánica sobre Derechos y Libertades de los Extranjeros que no contemplaba la especial situación de miles de melillenses de etnia bereber. Muchos de ellos, nacidos en Melilla, se enfrentaban a un duro proceso para tramitar su nacionalidad y no tenían garantías de conseguirla. La legislación sólo reconocía como españoles a los nacidos en territorio español, pero con la condición 'sine qua non' de que uno de sus progenitores hubiera nacido también en España.

La promulgación de la ley originó durante meses  importantes protestas que, pese a ser en su mayoría pacíficas, tuvieron también sus momentos violentos. Muchos melillenses se negaron a pasar de ser ciudadanos en el limbo a extranjeros; sin los derechos de un español, pero ahora con la amenaza añadida  de ser expulsados de España.

Ése es el contexto del documental de TV3 -está en catalán pero se entiende perfectamente-. Creo que es uno de los acontecimientos más importantes de la historia democrática de Melilla. No es ningún secreto que lo tradicional en política desde entonces es la búsqueda de estrategias para atraer el voto del colectivo bereber melillense. Podéis leer un artículo muy completo de Enrique Delgado  sobre lo que ocurrió aquellos años.



3 comentarios:

  1. Interesante este recuerdo. Ahora están intentando cambiar la historia y hacer creer que los que estonces estaban en contra y provocaron todos los disturbios, el PP, eran los buenos, y los socialistas (había muchos que también estaban en contra), eran los malos.
        Ese artículo que escribí y que ahora recuerdas, hizo y sigue haciendo mucho daño. Pero no me pueden decir nada porque yo estaba dentro de todo aquello.

    ResponderEliminar
  2. Me lo imaginaba. Llama mucho la atención las últimas líneas de tu escrito: "







    Todo eso tiene un nombre, pero en la Historia General de Melilla, editada hace 6 años, ni siquiera se menciona. ¿Olvido? "

    ResponderEliminar
  3. Los poseedores de tarjeta residencia siguen perjudicados 25 años sin poder trabajar en resto de españa esclavos en melilla

    ResponderEliminar