Páginas

Buscar en el blog

jueves, 7 de junio de 2012

Miguel Marín, los juzgados y los medios de comunicación


La situación en Melilla es insostenible. Todo en esta ciudad está controlado por los que se hacen llamar 'los representantes del pueblo'. Y es cierto, por eso la porquería nos inunda. La peste recorre los pasillos de instituciones políticas y de organismos que no debieran estar politizados, pero lo están. 

Puedes optar por dos caminos, mirar para otro lado y vivir en Matrix o meter las narices a ver qué se cuece en la ciudad. Si tu opción es la segunda, la de la curiosidad, prepárate para la guerra porque ganarás enemigos muy rápidamente, al tiempo que nuevas amistades saldrán en tu búsqueda. Ya sabes, "el enemigo de mi enemigo es mi amigo".

Desde la dimisión de Guillermo Merino, viceconsejero de Medio Ambiente, por estar imputado en un presunto delito de falsedad documental, ya corrían rumores de que había alguien más imputado en el Gobierno. Decían algunos que había 'patas negras' en el Ejecutivo melillense, miembros del Partido Popular que podían pasarse por el forro los estatutos del partido a nivel nacional, que exigen poner a disposición tu cargo si estás imputado. Pues así es.

Miguel Marín, vicepresidente primero de Melilla y consejero de Fomento, lleva declarando desde marzo por la comisión de un presunto delito de prevaricación, por la contratación de un arquitecto en el ayuntamiento. Hasta que la justicia aclare el asunto, debe dimitir de su cargo al igual que su compañero de partido Guillermo Merino. Si no lo hace, Juan José Imbroda, presidente de Melilla y del PP, se vería obligado a cesarlo o estaría pasándose por el Arco del Triunfo los estatutos de su partido aprobados en Sevilla. También, tragándose sus propias críticas hacia otros partidos, algo "extraño y anormal" como diría el propio Presidente.

Es curioso, ni un solo medio de comunicación ha sacado la información ¿No se habían enterado o se hacían los suecos? 

Resulta dantesco, preocupante y muy revelador el silencio sepulcral de los medios cuando estamos acostumbrados a ver a imputados del PSOE y CpM desfilando por las torres de los juzgados, con información precisa y grandes portadas en los diarios e informativos locales. Cuando algún juez se atreve a ir a un medio de comunicación a comentar entre risas novedades sobre tema judiciales que afectan al PSOE, nos damos cuenta que estamos ante un pitorreo, una burla a la ciudadanía.

Hoy, una periodista de RNE ha preguntado en rueda de prensa a Miguel Marín sobre su caso. Siguió interrogándole hasta satisfacer toda su curiosidad, había que informar sobre algo que ya era 'vox populi'. El resto de periodistas no abrieron la boca, no siguieron la estela de su compañera ¿Por qué?, ¿Porque son unos sicarios al servicio de Imbroda? No, porque saben que una simple llamada a la redacción puede dejarles de patitas en la calle. No es nuevo, ya ha ocurrido.

Mientras los grandes empresarios de la comunicación sigan engordando sus bolsillos con dinero público al tiempo que pagan sueldos míseros a los verdaderos profesionales, los periodistas, no habrá preguntas incómodas y solo conoceremos la realidad que los 2.000.000 de euros anuales en publicidad institucional sirven para comprarla.

Ya pueden llamar a la redacción de 'Esto es de Película', pero lo tienen difícil ya que, al igual que RNE, me resbalan sus berrinches, aquí no son más que un forúnculo. Aun así, están todos invitados
   

4 comentarios:

  1.      Una de las cosas que siempre me resulta llamativa y  a la que todavía no me acostumbro, es al silencio sepulcral que se abre y rodea a "las noticias de calado", como ésta que publicas.
        Si la Fiscalía anticorrupción no actúa a fondo en Melilla, es por el mied a las repercusiones interncionales, y a cómo sería aprovechado algo así en el País vecino. Solo ese miedo explica esta inacción y la extensión de tanta podredumbre, que está contaminano la sociedad entera.

    ResponderEliminar
  2. Javi....por si acaso alguien piensa que yo pertenezco a algún partido político o que voy en contra de mis compañeros. Quiero dejar claro que si el caso de prevaricación hubiera sido del PSOE, de CPM o PPL...habría preguntado igual.
    Es lo que se supone que somos los periodistas "vecinas cotillas", que preguntamos y no podemos parar..... :-)
    Y en cuanto a mis compis quiero decir que realizan su trabajo honestamente. Otra cosa es lo que pase con quienes dirijan los medios....aquí y en Pekín....(Bueno, en Pekín más....jajja).
    PD: Me da mucha vergüenza ser protagonista de nada....Hago mi trabajo, lo intento hacer honestamente y no quiero rencillas ni rencores con nadie...simplemente informo...a eso me dedico...yo no valoro.....y respeto todas las opiniones.....
    :-)))

    ResponderEliminar
  3. Tienes toda la razón, bueno casi. No sé yo si en Pekín está la cosa peor....

    ResponderEliminar
  4. Javier, mera chorrada, repetida hasta la saciedad en los medios de comunicación. Imbroda no puede cesar a Marín (¿No puede hacerlo? ¡Pero si es el sumo (el primo de Zumosol) hacedor, heredero de Estopiñán!). No, no puede hacerlo porque como indica la segunda acepción del término, "2. intr. Dejar de desempeñar algún empleo o cargo.", con lo que solamente el propio Marín puede cesar en su función (o mangoneo vario). Ahora, 3 árboles caídos en el PP en tan poco tiempo no es asumible por el imbrodismo, reducto básico de la hispanidad y depósito de todos los valores, según ellos mismos y sus adlátares, chupópteros, estómagos-agradecidos diversos, incluyendo a la Anton(ita) y sus secuaces de las faltas ortográficas (bueno, ellos dirían "orográficas", ayyyyy, que me troncho).

    ResponderEliminar