Páginas

Buscar en el blog

domingo, 2 de diciembre de 2012

Un fraude de ley, unas comilonas y el Gobierno de Melilla


No es ninguna novedad. Juan José Imbroda es experto en llegar al poder a través del estómago. Concretando en un pequeño periodo, el Gobierno que preside gastó más de 125.000 euros en año y medio (enero 2011- mayo de 2012) en HOSTEMEL S.L. y 285.000 euros en DISCOTECAS MELILLA S.L. en el mismo periodo. Poca cosa, 410.000 euros.

Aunque es una tarea hercúlea sumar todo el dinero gastado en copas de vino, comilonas y ágapes en general, -ni el propio Gobierno debe saberlo con exactitud- siempre se puede mostrar una parte para hacerse a una idea. He decidido destacar algunos servicios prestados por HOSTEMEL S.L. y DISCOTECAS MELILLA S.L (V Pino). ¿Los motivos? Sólo con los pagos a estas dos empresas la cifra es ya escandalosa, pero además y como dato de interés ya conocido por media Melilla, esta última está administrada por el secretario financiero del Partido Popular.

Amparados por la 'maravillosa' Ley de Contratos del Sector Público, los miembros del Ejecutivo de Juan José Imbroda pueden gastar y ponerse finos a marisco y bebidas espirituosas hasta un tope de 18.000 euros de una sola 'tajada'. Por debajo de esa cifra, los servicios de restauración; como cualquiera de otro tipo salvo alguna excepción, son adjudicados a dedo. Sólo hace falta la factura y a comer. Nadie más se entera, ni la ciudadanía ni otros hosteleros que pudieran ofrecer un precio más competitivo.

El  Diario Público ya habló de los más de 264.000 euros gastados en la empresa del secretario financiero del PP en 2009. Como veis, la tónica sigue e incluso se permiten el lujo de, en plena crisis, gastar más en beneficio de uno de los suyos. Desde el punto de vista ético, es una auténtica guarrada digna de enmarcar.

Pese a esto, el consejero de Economía Daniel Conesa cree que los melillenses somos gilipollas. Sí, no existe otro adjetivo. Nos toma por imbéciles redomados cuando tiene la jeta, porque es de tener una cara dura de hormigón, al asegurar en Pleno de Control que el Gobierno se rige por la eficiencia y la austeridad en el gasto público.

En año y medio, entre HOSTEMEL S.L. y DISCOTECAS MELILLA S.L., han organizado 51 actos. De media son tres comidas al mes, una cifra nada desdeñable para movilizar a los 'barriga agradecida'. Recordad que sólo hablo de dos empresas, no incluyo el gasto en dietas por viajes de miembros del Gobierno, ni lo que habrán organizado con otras empresas. La cifra de comidas al mes es seguro mucho más alucinante.



Podríamos estar hablando de algo mucho más grave que el derroche de dinero público, que ya de por si es reprobable. Cuando miles de euros acaban en el bolsillo del secretario financiero del partido que está en el Gobierno surgen muchas más preguntas. Y más cuando analizas de forma pormenorizada los pagos.

Sólo en el periodo de año y medio que estoy exponiendo, llaman la atención los pagos por cuatro de los eventos organizados por DISCOTECAS MELILLA S.L. Dos fiestas de San Valentín para mayores, una en 2011 y otra en 2012; la tradicional cena del melillense del año, a la que acude la flor y nata de Melilla, y otros fastos para finiquitar la Semana del Mayor.

En todos estos casos hay un denominador común: costaron más de 18.000 euros y fueron adjudicados a dedo a la empresa del secretario financiero del Partido Popular.

La juerga de San Valentín en 2011 costó un total de 31.992 euros, una cifra muy superior a los 18.000 euros que permite la ley para contratos menores con adjudicación directa. 

¿Cómo lo hicieron entonces para darle a uno de los suyos el pastel sin concurso público, transparencia etc.? Muy fácil. Maquinaron dos resoluciones de pago. La primera de 17.112 euros en concepto "comida con motivo de la celebración del día de San Valentín V. del Mayor". La segunda, de 14.880 euros, en concepto "aperitivos y consumiciones día San Valentín V. del Mayor." Imagina la de aperitivos y cubatas que tuvo que consumir la tercera edad. ¿Llegaron todos vivos a casa?

Misma operación con la fiesta de San Valentin en 2012. Costó un total de 30.828 euros y se fraccionó convenientemente en dos pagos, 16.882 euros y 13.946 con los mismos conceptos que en 2011.



Hacen el mismo tejemaneje con la glamurosa cena del melillense del año, pero más descarado. Tuvo un coste de 32.320 euros para las arcas públicas, otra vez muy por encima de los 18.000 euros de límite. Esta vez ni disimulan. Hacen un solo decreto que se paga en dos facturas con el mismo concepto: "cena de gala ofrecida motivo acto institucional melillense del año", una de 16.320 euros y otra de 16.000 euros.

Por último, en el ágape de la Semana del Mayor tenemos otra vez la misma historia. En total el gasto fue de 32.263,68 euros. Con los mayores usan el truquillo de la comida por un lado y los aperitivos por otro. Dos pagos, uno de 17.602,94 euros y otro de 14.660,74 euros.

Todo esto es una práctica habitual en la Ciudad Autónoma de Melilla. Son las quejas  del  diputado socialista Dionisio Muñoz cuando afirma que usan de forma "alegre" la fórmula de los contratos menores.

Es para preguntarse qué ocurriría si un juez considerara que alguien está aquí cometiendo un fraude de ley incumpliendo, de forma indirecta, la Ley de Contratos del Sector Público en beneficio de un miembro de la Ejecutiva del Partido Popular de Melilla. Joder, con la que se avecina.

¿Y qué pasa con HOSTEMEL S.L.? Seguimos esperando explicaciones por copas de vino como la de la proclamación como presidente de Juan José Imbroda tras las últimas elecciones.

1 comentario:

  1. El primo lejano de M.Cervantes3 de diciembre de 2012, 17:15

    Descripción de los hechos OK

    Presentación OK

    Continue así,señor tocador de gónadas, Vd. seguirá y ellos algún día se marcharán, esperemos que dejen algo de dinerillo en las arcas, ya que me temo que al final subirán los impuestos para poder dejar algo de calderilla para que suene la caja.

    A nadie le gusta que le critiquen, pero ellos lo llevan incluido en el sueldo,algunos viven exclusivamente de la politica.

    ResponderEliminar