Páginas

Buscar en el blog

miércoles, 10 de abril de 2013

La cámara hiperbárica de FORNAMED nunca llegó a Melilla


FORNAMED, la escuela de buceo relacionada con el jefe de Negociado de Deportes Náuticos de la Ciudad Autónoma de Melilla, Juan José Collado, compró en el año 2010 una cámara hiperbárica a Iberco Ingeniería, una empresa de Murcia que las fabrica a medida para sus clientes. Sin embargo, nunca llegó a pagarla al completo y por tanto no se envió a Melilla. Actualmente, sigue almacenada en las dependencias de Iberco.

Las dos empresas firmaron un acuerdo por la compra de la cámara. Antes de la rúbrica del contrato, según indicó uno de los administradores de Iberco, Jacinto Paredes, mantuvieron una reunión en Málaga con “por lo menos diez personas”, inversores de FORNAMED. Paredes no recuerda si estaba presente Juan José Collado, jefe de Negociado de Deportes Náuticos de Melilla, pero asegura que los contactos se realizaban con la que fuera administradora de la empresa, María Isabel Hernández Coca, y su marido.

En abril de 2010, Collado viajó a Málaga y se hospedó en el Hotel Tryp Alameda. Los gastos, según afirmó una fuente a Esto es de Película aportando la referencia de la factura del hotel, fueron sufragados por FORNAMED. Collado podría ser uno de esos diez inversores que se reunieron con Iberco. Y es que, como ya publicamos, Collado pudo aportar 50.000 euros de capital para la compra.

Paredes aseguró que el contrato que firmaron con FORNAMED contempla dos grandes pagos. Una vez efectuado el segundo, Iberco mandaría la cámara hiperbárica a Melilla. Desde el primer momento tuvieron problemas con el dinero.  

La cámara estaba hecha a medida para encajar en unos módulos prefabricados. Precisamente, Collado viajó a la península en 2009 para comprarlos. El viaje lo pagó FORNAMED. Según indicó Paredes, la empresa a la que le encargaron los módulos prefabricados también ha tenido problemas para cobrar. “Realmente no están cumpliendo el contrato, tenemos la cámara aquí y no han pagado. Tampoco tienen las autorizaciones pertinentes. No podemos llevar una cámara allí y dejarla sin autorización”.

FORNAMED solo hizo “cuatro o cinco transferencias de 20.000 euros” a Iberco. Aunque la empresa no ha facilitado el precio de la cámara, este tipo de material puede tener un precio mínimo de varios miles de euros o sobrepasar incluso el millón de euros.

Pronto empezaron los problemas.  “Se pusieron en contacto con nosotros, a través de una abogada, diciendo que estaban pendientes de unos créditos con Cajamar. Nos pusimos en contacto con la entidad y era cierto, pero al parecer no se los dieron”.

La misma abogada llamó en repetidas ocasiones pidiendo tiempo para asumir los pagos comprometidos. Las transferencias de FORNAMED a Iberco las realizaba María Isabel Hernández Coca. Normalmente, el marido de Hernández Coca avisaba por teléfono a Iberco antes de consumar la transferencia.

Desde Iberco han mostrado su preocupación por el asunto. “Les hemos mandado correos electrónicos y burofaxes que reciben pero no contestan. Realmente esperamos poder contactar con ellos en algún momento para que superen la crisis y puedan llevarse la cámara".

No son las únicas deudas de FORNAMED. El BOME de 30 de marzo de 2012 desvela que la Autoridad Portuaria prohibió a la empresa usar las instalaciones del puerto al no pagar la ‘Tasa de Ocupación Privativa de Superficie’. En total 3.408,40 euros. “Visto que el impago es reiterado y que su pago ha sido requerido en distintas ocasiones según consta en el expediente y que en dicho requerimiento se advirtió al deudor que de no hacer efectiva la deuda se procedería a adoptar resolución acordando la pérdida del derecho a la utilización o aprovechamiento especial de las instalaciones portuarias, así como a la suspensión de la actividad autorizada”, refleja el BOME.

I Jornadas sobre Medicina Hiperbárica




La compra frustrada de la cámara hiperbárica ha dejado un rastro en las hemerotecas de los periódicos. El 25 de septiembre de 2010 ElFaro publicaba una noticia sobre la ‘I Jornada sobre Medicina Hiperbárica’, un acto organizado por el Colegio de Médicos de Melilla y FORNAMED. Sin duda, un evento para potenciar el uso del caro sistema y financiarlo. El texto de El Faro concreta que la cámara hiperbárica estaría instalada a finales de octubre de 2010. Lo cierto es que nunca llegó.

Resultan interesantes las declaraciones que recoge el diario sobre la medicina hiperbárica a Jesús Delgado, presidente del Colegio de Médicos: “En nuestra ciudad se llevan a cabo todos los días ejercicios subacuáticos, ya sean de origen profesional o deportivo e indudablemente puede haber en un momento puntual algún trastorno que puede ser origen de una pequeña catástrofe hacia el individuo como es un accidente subacuático que puede generar desde un cuadro de paraplejia a un cuadro de muerte”.

Precisamente, la orden del 14 de octubre de 1997 del Ministerio de Fomento por las que se aprueban las normas de seguridad para el ejercicio de actividades subacuáticas dice en el artículo 8: “En las operaciones en las que se someta al trabajador a profundidades superiores a 50 metros de profundidad, es recomendable el disponer de una cámara de descompresión en superficie, en el lugar del trabajo”.

En teoría, FORNAMED y Al-Borany han hecho cursos de buceo profesional en Melilla con inmersiones de hasta 100 metros. Juan José Collado ha emitido títulos con esas condiciones, con certificaciones de esas escuelas y otras de toda España. Y es que hay que completar varias inmersiones de más de 50 metros para obtener el título de buceador profesional de Primera o Gran Profundidad, según indica la ordenanza de Melilla que regula las titulaciones y que se puede consultar en el BOME extraordinario nº4 de 31/07/2002.

En principio, los documentos de escuelas de buceo que certifiquen a sus alumnos cursos de Primera tienen indicios de ser fraudulentos. Así lo ha destacado un médico y buzo profesional consultado por Esto es de Película. Ninguna escuela de buceo de España reúne los requisitos para inmersiones a tanta profundidad. Actualmente, solo un centro de buceo en Escocia y otro en Francia permiten cursos de esa complejidad cerca de España. El experto agregó que están indicados sobretodo para trabajos submarinos en plantas petrolíferas en el mar.

Otras entradas sobre el tema

No hay comentarios:

Publicar un comentario