Páginas

Buscar en el blog

martes, 23 de abril de 2013

Melilla hará las pruebas teórico-prácticas para obtener los títulos de buceador profesional



El Gobierno de Juan José Imbroda está moviendo ficha. De cara a los focos permanecen impasibles ante el escándalo de las titulaciones de buceo, pero están intentado enmendar errores. Solo han tardado 11 años.

Miguel Marín, consejero de Fomento, Juventud y Deportes, informó al Consejo de Gobierno el 12 de abril de 2013 de la redacción de una nueva Instrucción para atajar el descontrol en el Negociado de Deportes Náuticos dependiente de su Consejería.

Hasta le fecha, las escuelas de buceo locales (FORNAMED y Al-Borany) y las foráneas tenían que presentar, entre otros documentos, un certificado acreditando que el alumno había hecho un curso de buceador profesional. Una vez ‘revisados’ y pagadas las tasas, los cursos eran convalidados por titulaciones oficiales de la Ciudad Autónoma de Melilla.

La nueva Instrucción de Miguel Marín lo cambia todo. La Administración local convocará un tribunal y se encargará de hacer un examen teórico-práctico y una prueba de natación tras finalizar cada uno de los cursos. Será la Ciudad Autónoma la encargada de evaluar y declarar aptos a los aspirantes para obtener sus títulos.

“El Tribunal evaluador lo compondrán un número impar de empleados públicos de la Ciudad Autónoma de Melilla, actuando como Presidente/a del mismo el/la Director/a General de Juventud y Deportes y como Secretario/a, el/la Secretario/a Técnico/a de la Consejería de Fomento, Juventud y Deportes. En todo caso, se nombrará un Tribunal Suplente para cada una de las convocatorias, debiendo siempre el/la Presidente/a tener rango de Director/a General y el/la Secretario/a rango de Secretario/a Técnico/a, siendo designado mediante Orden del Consejero/a competente por razón de la materia. A estos tribunales podrán asistir tantos expertos en la materia como fueran necesarios en calidad de asesores, designados junto al Tribunal, que, al menos, deberán estar en posesión de la titulación inmediatamente superior a la que sea objeto el examen.”

Salvo error de interpretación de la Instrucción, las escuelas de buceo externas a Melilla no podrán impartir cursos y convalidarlos tras los exámenes sin la autorización pertinente. “Las escuelas inscritas en el Registro de Escuelas de Buceo Profesional de la Ciudad Autónoma de Melilla, serán las encargadas de llevar a cabo la realización de los cursos y los trámites pertinentes de acuerdo a lo establecido en la Ordenanza para la obtención de títulos y tarjetas de identidad”, cita.

El control será férreo. La Instrucción obliga a las escuelas de buceo autorizadas a solicitar permiso para cada uno de los cursos dentro de un plazo establecido, según la fecha en la que se vayan a realizar. “En la referida comunicación, deberán hacer constar las fechas de inicio y finalización de los cursos, el número máximo de alumnos, la categoría de los cursos que se vayan a realizar y la relación nominal, DNI y titulación del profesorado que los vaya a impartir, concreta.

Al igual que antes de esta Instrucción, las escuelas deberán presentar antes de iniciar cada curso la “certificación del Capitán Marítimo de que se cumplen las Normas de Seguridad contenidas en la O.M. de 14 de octubre de 1997”.

Parece una buena solución a todos los problemas en el Negociado de Deportes Náuticos, pero no lo es. Como ya es característico del Gobierno Imbroda, toman decisiones sin consultar.

La Ciudad Autónoma ha parcheado la Ordenanza reguladora del buceo profesional sin analizar lo que verdaderamente supone.

La Instrucción confeccionada por la Consejería de Fomento, Juventud y Deporte no concreta los equipos necesarios para realizar los exámenes. Según expertos consultados se trata de “respiración autónoma, protecciones térmicas, tanques de aire, equipo ligero de buceo, herramientas neumáticas, herramientas de corte y soldadura, cascos, comunicaciones, compresores de alta, compresores de baja, encofrados, andamios, globos hidrostáticos,etc.” Además, concretaron la necesidad de contar con “una embarcación de la sexta lista” con su patrón que habrá que pagar.

¿La Ciudad Autónoma piensa comprar todo ese material para los exámenes?, ¿aportarán el equipo las escuelas de buceo o el propio alumno?

“Una chapuza”, así definió la Instrucción uno de los expertos consultados por Esto es de Película. “No ha pasado por comisión informativa correspondiente, pues es un tema de relevancia económica y material. Se hace a propuesta del recién nombrado Director General de Deportes sin el correspondiente asesoramiento de expertos en la materia”, destacó.

La Ciudad Autónoma tendrá que cumplir las Normas de Seguridad contenidas en la O.M. de 14 de octubre de 1997 cuando haga los exámenes prácticos. “Para cumplirla deberán disponer de una cámara hiperbárica o firmar un contrato de trasporte aéreo sanitario que garantice la recompresión del buceador en menos de 120 minutos”, citó el experto, y añadió que el coste sería de 2.000 euros por inmersión, ya que habría que disponer de “una aeronave con todos los medios sanitarios, materiales y humanos disponibles a pie de pista para prevenir un supuesto percance”.

A todo esto hay que añadir un hecho insalvable. No hay profundidad suficiente en el litoral español melillense para hacer inmersiones de 50, 75 y 100 metros, como indica la Ordenanza para conseguir el título de máxima profundidad. ¿Cómo piensan entonces examinar a alumnos para obtener el título de BUCEADOR DE PRIMERA? ¿Van a incumplir su propia normativa?

Las escuelas de buceo locales nunca han cumplido la Ordenanza en ese aspecto. No han podido. El instructor de una de las escuelas de buceo de Melilla fue claro: “La máxima profundidad a la que puedes bucear sin que la patrullera marroquí vaya a por ti no llega a los 50 metros”. Y no pasaba nada, la Administración lo permitía. Señaló que esa profundidad máxima se puede encontrar en una zona cercana a la playa de Horcas Coloradas. “Allí teníamos cuidado, escuchábamos silbar las balas por encima de nuestra cabezas procedentes del campo de tiro del Ejército”, detalló.

ACTUALIZACIÓN 24/04/2013

El consejero de Fomento, Juventud y Deportes ha dado por fin explicaciones en rueda de prensa. El informativo local de Onda Cero ha abierto con sus declaraciones y las del diputado de PPL, Julio Liarte, sobre el tema.



Otras entradas sobre el tema:

No hay comentarios:

Publicar un comentario