Páginas

Buscar en el blog

miércoles, 22 de mayo de 2013

La Melilla ‘incorruptible’ de Imbroda

Torres V Centenario. Sede de los
Juzgados de Melilla
La palabra de honor de Juan José Imbroda, presidente de Melilla, es cuanto menos cuestionable. Mientras en mayo aseguraba que en su Gobierno no hay corrupción, a su alrededor no para de apestar a podrido.

“Os doy mi palabra de honor de que aquí no hay corrupción”, dijo un Imbroda crecido en la última Convención Regional del Partido Popular. Aquel 1 de marzo fue más lejos y mandó un ‘aviso’ a la planta judicial. Un presidente autonómico en un acto de partido dando lecciones a los jueces de Melilla. ¿Les suena? En Italia, Berlusconi tiene ocurrencias similares. “Los jueces partidistas quieren eliminarme”, dijo Il Cavaliere, también en un acto de partido, mientras unos le gritaban bufón y otros le aplaudían. Melilla en estado puro.

El presidente de la ciudad autónoma define todos los escándalos y presuntas corruptelas en su Gobierno como “difamaciones” que no afectan al partido. ¿Seguro? El último barómetro autonómico del CIS preguntó a los melillenses hasta qué punto creen que está extendida la corrupción en la política local. El 37,5% de los encuestados dijo que “muy extendida” y el 32,8% “bastante extendida”. En total, el 70,3% piensa que hay mierda bajo la alfombra.  Así se entienden mejor los toques de atención berlusconianos a las Torres.


NOTA: Sigue leyendo el artículo de opinión en la revista 'Debates en Libertad' (pag.30) de la Fundación FEDESME.

2 comentarios:

  1. No os la perdáis hay información bastante interesante para saber hacia donde vamos y contamos con la inestimable colaboración de Javier, que agradecemos. Siempre critico y entretenido.

    ResponderEliminar
  2. Un placer! Allí donde me dejen escribir sin imponer líneas rojas estaré encantado de colaborar.

    ResponderEliminar